▷▷ 25+Versículos de la Biblia sobre la homosexualidad - Pasajes Biblicos

Versículos de la Biblia sobre la homosexualidad

hola, queridos amigos, bienvenidos a nuestro sitio web de Pasajes de la Biblia. Si está buscandoVersículos de la Biblia sobre la homosexualidad entonces está en el lugar correcto. Hoy Veremos Que Dice La Biblia Sobre homosexualidad En RVA. Así que vayamos al versículo bíblico.

Génesis 1:27
Y crió Dios al hombre á su imagen, á imagen de Dios lo crió; varón y hembra los crió.

Hechos 5:29
Y respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es menester obedecer á Dios antes que á los hombres.

2 Reyes 23:7
Además derribó las casas de los sodomitas que estaban en la casa de Jehová, en las cuales tejían las mujeres pabellones para el bosque.

Levítico 18:24
En ninguna de estas cosas os amancillaréis; porque en todas estas cosas se han ensuciado las gentes que yo echo de delante de vosotros:

1 Corintios 6:9
¿No sabéis que los injustos no poseerán el reino de Dios? No erréis, que ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,

1 Reyes 14:24
Y hubo también sodomitas en la tierra, é hicieron conforme á todas las abominaciones de las gentes que Jehová había echado delante de los hijos de Israel.

1 Corintios 7:2
Mas á causa de las fornicaciones, cada uno tenga su mujer, y cada una tenga su marido.

Levítico 18:22
No te echarás con varón como con mujer: es abominación.

1 Timoteo 1:9
Conociendo esto, que la ley no es puesta para el justo, sino para los injustos y para los desobedientes, para los impíos y pecadores, para los malos y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas,

Levítico 18:21
Y no des de tu simiente para hacerla pasar por el fuego á Moloch; no contamines el nombre de tu Dios: Yo Jehová.

Levítico 20:13
Y cualquiera que tuviere ayuntamiento con varón como con mujer, abominación hicieron: entrambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.

1 Timoteo 1:10
Para los fornicarios, para los sodomitas, para los ladrones de hombres, para los mentirosos y ladrones de hombres, para los mentirosos y fjperjuros, y si hay alguna otra cosa contraria á la sana doctrina;

Gálatas 3:28
No hay Judío, ni Griego; no hay siervo, ni libre; no hay varón, ni hembra: porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

Gálatas 5:14
Porque toda la ley en aquesta sola palabra se cumple: Amarás á tu prójimo como á ti mismo.

Romanos 1:27
Y del mismo modo también los hombres, dejando el uso natural de las mujeres, se encendieron en sus concupiscencias los unos con los otros, cometiendo cosas nefandas hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la recompensa que convino á su extravío.

2 Pedro 3:9
El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

1 Reyes 15:12
Porque quitó los sodomitas de la tierra, y quitó todas las suciedades que sus padres habían hecho.

Romanos 1:26
Por esto Dios los entregó á afectos vergonzosos; pues aun sus mujeres mudaron el natural uso en el uso que es contra naturaleza:

1 Corintios 6:11
Y esto erais algunos: mas ya sois lavados, mas ya sois santificados, mas ya sois justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

1 Juan 4:20
Si alguno dice, Yo amo á Dios, y aborrece á su hermano, es mentiroso. Porque el que no ama á su hermano al cual ha visto, ¿cómo puede amar á Dios á quien no ha visto?

2 Timoteo 4:3
Porque vendrá tiempo cuando ni sufrirán la sana doctrina; antes, teniendo comezón de oir, se amotonarán maestros conforme á sus concupiscencias,

Ezequiel 16:50
Y ensoberbeciéronse, é hicieron abominación delante de mí, y quitélas como vi bueno.

1 Timoteo 5:8
Y si alguno no tiene cuidado de los suyos, y mayormente de los de su casa, la fe negó, y es peor que un infiel.

Romanos 1:32
Que habiendo entendido el juicio de Dios que los que hacen tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, más aún consienten á los que las hacen.

Santiago 4:12
Uno es el dador de la ley, que puede salvar y perder: ¿quién eres tú que juzgas á otro?