▷▷ 25+Versículos de la Biblia sobre la Caída - Pasajes Biblicos

Versículos de la Biblia sobre la Caída

hola, queridos amigos, bienvenidos a nuestro sitio web de Pasajes de la Biblia. Si está buscandoVersículos de la Biblia sobre la Caída entonces está en el lugar correcto. Hoy Veremos Que Dice La Biblia Sobre la Caída En RVA. Así que vayamos al versículo bíblico.

Génesis 3:6
Y vió la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable á los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dió también á su marido, el cual comió así como ella.

Proverbios 10:8
El sabio de corazón recibirá los mandamientos: Mas el loco de labios caerá.

Romanos 5:15
Mas no como el delito, tal fué el don: porque si por el delito de aquel uno murieron los muchos, mucho más abundó la gracia de Dios á los muchos, y el don por la gracia de un hombre, Jesucristo.

Gálatas 6:1
HERMANOS, si alguno fuere tomado en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restaurad al tal con el espíritu de mansedumbre; considerándote á ti mismo, porque tú no seas también tentado.

1 Tesalonicenses 4:14
Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con él á los que durmieron en Jesús.

Romanos 14:4
¿Tú quién eres que juzgas al siervo ajeno? para su señor está en pie, ó cae: mas se afirmará; que poderoso es el Señor para afirmarle.

2 Corintios 11:3
Mas temo que como la serpiente engaño á Eva con su astucia, sean corrompidos así vuestros sentidos en alguna manera, de la simplicidad que es en Cristo.

Romanos 14:13
Así que, no juzguemos más los unos de los otros: antes bien juzgad de no poner tropiezo ó escándalo al hermano.

Isaías 40:8
Sécase la hierba, cáese la flor: mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.

Hebreos 10:22
Lleguémonos con corazón verdadero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua limpia.

Romanos 8:15
Porque no habéis recibido el espíritu de servidumbre para estar otra vez en temor; mas habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos, Abba, Padre.

Isaías 53:6
Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino: mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

Santiago 5:12
Mas sobre todo, hermanos míos, no juréis, ni por el cielo, ni por la tierra, ni por otro cualquier juramento; sino vuestro sí sea sí, y vuestro no sea no; porque no caigáis en condenación.

Hebreos 4:11
Procuremos pues de entrar en aquel reposo; que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia.

Jeremías 3:12
Ve, y clama estas palabras hacia el aquilón, y di: Vuélvete, oh rebelde Israel, dice Jehová; no haré caer mi ira sobre vosotros: porque misericordioso soy yo, dice Jehová, no guardaré para siempre el enojo.

Romanos 5:12
De consiguiente, vino la reconciliación por uno, así como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, y la muerte así pasó á todos los hombres, pues que todos pecaron.

Salmos 55:22
Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.

Eclesiastés 7:29
He aquí, solamente he hallado esto: que Dios hizo al hombre recto, mas ellos buscaron muchas cuentas.

Eclesiastés 4:10
Porque si cayeren, el uno levantará á su compañero: mas ­ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante.

Génesis 2:17
Mas del árbol de ciencia del bien y del mal no comerás de él; porque el día que de él comieres, morirás.

Hebreos 3:12
Mirad, hermanos, que en ninguno de vosotros haya corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo:

Mateo 26:41
Velad y orad, para que no entréis en tentación: el espíritu á la verdad está presto, mas la carne enferma.

Mateo 13:22
Y el que fué sembrado en espinas, éste es el que oye la palabra; pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas, ahogan la palabra, y hácese infructuosa.

1 Corintios 15:22
Porque así como en Adam todos mueren, así también en Cristo todos serán vivificados.

1 Timoteo 6:9
Porque los que quieren enriquecerse, caen en tentación y lazo, y en muchas codicias locas y dañosas, que hunden á los hombres en perdición y muerte.