▷▷ 25+Versículos de la Biblia sobre el Cielo - Pasajes Biblicos

Versículos de la Biblia sobre el Cielo

hola, queridos amigos, bienvenidos a nuestro sitio web de Pasajes de la Biblia. Si está buscandoVersículos de la Biblia sobre el Cielo entonces está en el lugar correcto. Hoy Veremos Que Dice La Biblia Sobre el Cielo En RVA. Así que vayamos al versículo bíblico.

Apocalipsis 4:2
Y luego yo fuí en Espíritu: y he aquí, un trono que estaba puesto en el cielo, y sobre el trono estaba uno sentado.

Apocalipsis 5:6
Y miré; y he aquí en medio del trono y de los cuatro animales, y en medio de los ancianos, estaba un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios enviados en toda la tierra.

Apocalipsis 21:1
Y VI un cielo nuevo, y una tierra nueva: porque el primer cielo y la primera tierra se fueron, y el mar ya no es.

Colosenses 3:2
Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Filipenses 3:20
Mas nuestra vivienda es en los cielos; de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;

Mateo 18:10
Mirad no tengáis en poco á alguno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre la faz de mi Padre que está en los cielos.

Hechos 4:12
Y en ningún otro hay salud; porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado á los hombres, en que podamos ser salvos.

Juan 3:16
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado á su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Génesis 1:1
EN el principio crió Dios los cielos y la tierra.

Lucas 15:7
Os digo, que así habrá más gozo en el cielo de un pecador que se arrepiente, que de noventa y nueve justos, que no necesitan arrepentimiento.

Juan 14:2
En la casa de mi Padre muchas moradas hay: de otra manera os lo hubiera dicho: voy, pues, á preparar lugar para vosotros.

Hebreos 11:16
Empero deseaban la mejor, es á saber, la celestial; por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos: porque les había aparejado ciudad.

Salmos 16:11
Me mostrarás la senda de la vida: Hartura de alegrías hay con tu rostro; Deleites en tu diestra para siempre.

Mateo 5:19
De manera que cualquiera que infringiere uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñare á los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos: mas cualquiera que hiciere y enseñare, éste será llamado grande en el reino de los cielos.

Salmos 73:25
¿A quién tengo yo en los cielos? Y fuera de ti nada deseo en la tierra.

Lucas 23:43
Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo, que hoy estarás conmigo en el paraíso.

2 Corintios 5:8
Mas confiamos, y más quisiéramos partir del cuerpo, y estar presentes al Señor.

1 Corintios 2:9
Antes, como está escrito: Cosas que ojo no vió, ni oreja oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que ha Dios preparado para aquellos que le aman.

Colosenses 1:13
Que nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo;

2 Corintios 12:2
Conozco á un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé: Dios lo sabe) fué arrebatado hasta el tercer cielo.

Apocalipsis 7:15
Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo: y el que está sentado en el trono tenderá su pabellón sobre ellos.

1 Reyes 8:30
Oye pues la oración de tu siervo, y de tu pueblo Israel; cuando oraren en este lugar, también tú lo oirás en el lugar de tu habitación, desde los cielos: que oigas y perdones.

Apocalipsis 21:4
Y limpiará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y la muerte no será más; y no habrá más llanto, ni clamor, ni dolor: porque las primeras cosas son pasadas.

Mateo 5:12
Gozaos y alegraos; porque vuestra merced es grande en los cielos: que así persiguieron á los profetas que fueron antes de vosotros.

Eclesiastés 3:1
PARA todas las cosas hay sazón, y todo lo que se quiere debajo del cielo, tiene su tiempo: