▷▷ 72+Versículos de la Biblia Sal

Versículos De La Biblia Sal

“Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno”

— Colosenses 4:6

“Todas las ofrendas elevadas de las cosas santas, que los hijos de Israel ofrecieren a Jehová, las he dado para ti, y para tus hijos y para tus hijas contigo, por estatuto perpetuo; pacto de sal perpetuo es delante de Jehová para ti y para tu descendencia contigo”

— Números 18:19

“Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres”

— Mateo 5:13

“Y sazonarás con sal toda ofrenda que presentes, y no harás que falte jamás de tu ofrenda la sal del pacto de tu Dios; en toda ofrenda tuya ofrecerás sal”

— Levítico 2:13

“y los ofrecerás delante de Jehová, y los sacerdotes echarán sal sobre ellos, y los ofrecerán en holocausto a Jehová”

— Ezequiel 43:24

“Buena es la sal; mas si la sal se hace insípida, ¿con qué la sazonaréis? Tened sal en vosotros mismos; y tened paz los unos con los otros”

— Marcos 9:50

“Y en cuanto a tu nacimiento, el día que naciste no fue cortado tu ombligo, ni fuiste lavada con aguas para limpiarte, ni salada con sal, ni fuiste envuelta con fajas”

— Ezequiel 16:4

“¿Se comerá lo desabrido sin sal?¿Habrá gusto en la clara del huevo?”

— Job 6:6

“¿No sabéis vosotros que Jehová Dios de Israel dio el reino a David sobre Israel para siempre, a él y a sus hijos, bajo pacto de sal?”

— 2 Crónicas 13:5

“Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal”

— Génesis 19:26

“Porque todos serán salados con fuego, y todo sacrificio será salado con sal”

— Marcos 9:49

“Nibsán, la Ciudad de la Sal y En-gadi; seis ciudades con sus aldeas”

— Josué 15:62

“Siendo que nos mantienen del palacio, no nos es justo ver el menosprecio del rey, por lo cual hemos enviado a hacerlo saber al rey”

— Esdras 4:14

“Jehová es mi fortaleza y mi cánticoY ha sido mi salvaciónEste es mi Dios, y lo alabaréDios de mi padre, y lo enalteceré”

— Éxodo 15:2

“Y saliendo él a los manantiales de las aguas, echó dentro la sal, y dijo: Así ha dicho Jehová: Yo sané estas aguas, y no habrá más en ellas muerte ni enfermedad”

— 2 Reyes 2:21

“Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento”

— Marcos 12:30

“He aquí que yo estaré delante de ti allí sobre la peña en Horeb; y golpearás la peña, y saldrán de ella aguas, y beberá el pueblo. Y Moisés lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel”

— Éxodo 17:6

“Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de tiOh Jehová, roca mía, y redentor mío”

— Salmos 19:14

“Cuando puse yo nubes por vestidura suyaY por su faja oscuridad”

— Job 38:9

“(azufre y sal, abrasada toda su tierra; no será sembrada, ni producirá, ni crecerá en ella hierba alguna, como sucedió en la destrucción de Sodoma y de Gomorra, de Adma y de Zeboim, las cuales Jehová destruyó en su furor y en su ira)”

— Deuteronomio 29:23

“Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza”

— Efesios 6:10

“Fieles son las heridas del que amaPero importunos los besos del que aborrece”

— Proverbios 27:6

“Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas”

— Génesis 1:2

“Dijo además Jehová a Moisés: Toma especias aromáticas, estacte y uña aromática y gálbano aromático e incienso puro; de todo en igual peso”

— Éxodo 30:34

“Además de esto, Abisai hijo de Sarvia destrozó en el valle de la Sal a dieciocho mil edomitas”

— 1 Crónicas 18:12

“pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán”

— Isaías 40:31

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”

— Juan 16:33

“La congoja en el corazón del hombre lo abateMas la buena palabra lo alegra”

— Proverbios 12:25

“mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna”

— Juan 4:14

“no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros”

— Filipenses 2:4

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional”

— Romanos 12:1

“Y Abimelec peleó contra la ciudad todo aquel día, y tomó la ciudad, y mató al pueblo que en ella estaba; y asoló la ciudad, y la sembró de sal”

— Jueces 9:45

“Sus pantanos y sus lagunas no se sanearán; quedarán para salinas”

— Ezequiel 47:11

“Y su límite por el lado del sur fue desde la costa del Mar Salado, desde la bahía que mira hacia el sur”

— Josué 15:2

“Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré”

— Ezequiel 36:25

“el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo”

— 1 Corintios 1:8

“Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder”

— Mateo 5:14

“Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti”

— Isaías 43:2

“Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios”

— Mateo 5:9

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”

— Filipenses 4:13

“En todo tiempo ama el amigoY es como un hermano en tiempo de angustia”

— Proverbios 17:17

“Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos”

— Romanos 5:6

“Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo”

— Efesios 4:26

“hasta cien talentos de plata, cien coros de trigo, cien batos de vino, y cien batos de aceite; y sal sin medida”

— Esdras 7:22

“y el Arabá hasta el mar de Cineret, al oriente; y hasta el mar del Arabá, el Mar Salado, al oriente, por el camino de Bet-jesimot, y desde el sur al pie de las laderas del Pisga”

— Josué 12:3

“Mas la senda de los justos es como la luz de la auroraQue va en aumento hasta que el día es perfecto”

— Proverbios 4:18

“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”

— Juan 14:27

“Tus bueyes y tus asnos que labran la tierra comerán grano limpio, aventado con pala y criba”

— Isaías 30:24

“Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”

— Marcos 16:15

“Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce”

— Santiago 3:12

“Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada”

— Jeremías 17:6

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”

— Romanos 8:28

“Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más”

— Apocalipsis 21:1

“Al cual yo puse casa en la soledadY sus moradas en lugares estériles”

— Job 39:6

“Él les respondió: El que me sanó, él mismo me dijo: Toma tu lecho y anda”

— Juan 5:11

“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”

— 2 Corintios 12:9

“las aguas que venían de arriba se detuvieron como en un montón bien lejos de la ciudad de Adam, que está al lado de Saretán, y las que descendían al mar del Arabá, al Mar Salado, se acabaron, y fueron divididas; y el pueblo pasó en dirección de Jericó”

— Josué 3:16

“Entonces él dijo: Traedme una vasija nueva, y poned en ella sal. Y se la trajeron”

— 2 Reyes 2:20

“A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche”

— Isaías 55:1

“Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente”

— Apocalipsis 22:17

“Y me dijo: Estas aguas salen a la región del oriente, y descenderán al Arabá, y entrarán en el mar; y entradas en el mar, recibirán sanidad las aguas”

— Ezequiel 47:8

“Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo”

— Gálatas 6:2

“y harás de ello el incienso, un perfume según el arte del perfumador, bien mezclado, puro y santo”

— Éxodo 30:35

“Buena es la sal; mas si la sal se hiciere insípida, ¿con qué se sazonará?”

— Lucas 14:34

“Por tanto, vivo yo, dice Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, que Moab será como Sodoma, y los hijos de Amón como Gomorra; campo de ortigas, y mina de sal, y asolamiento perpetuo; el remanente de mi pueblo los saqueará, y el remanente de mi pueblo los heredará”

— Sofonías 2:9

“No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar”

— 1 Corintios 10:13

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”

— Juan 3:16

“Después descenderá este límite al Jordán, y terminará en el Mar Salado: esta será vuestra tierra por sus límites alrededor”

— Números 34:12

“Así ganó David fama. Cuando regresaba de derrotar a los sirios, destrozó a dieciocho mil edomitas en el Valle de la Sal”

— 2 Samuel 8:13

“Y lo que fuere necesario, becerros, carneros y corderos para holocaustos al Dios del cielo, trigo, sal, vino y aceite, conforme a lo que dijeren los sacerdotes que están en Jerusalén, les sea dado día por día sin obstáculo alguno”

— Esdras 6:9

“Este mató asimismo a diez mil edomitas en el Valle de la Sal, y tomó a Sela en batalla, y la llamó Jocteel, hasta hoy”

— 2 Reyes 14:7

“Todos estos se juntaron en el valle de Sidim, que es el Mar Salado”

— Génesis 14:3

Más Temas Bíblicos en: S