▷▷ 81+Versículos de la Biblia Sacrificio infantil

Versículos De La Biblia Sacrificio infantil

“Porque ofreciendo vuestras ofrendas, haciendo pasar vuestros hijos por el fuego, os habéis contaminado con todos vuestros ídolos hasta hoy; ¿y he de responderos yo, casa de Israel? Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no os responderé”

— Ezequiel 20:31

“No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero”

— Deuteronomio 18:10

“Y han edificado los lugares altos de Tofet, que está en el valle del hijo de Hinom, para quemar al fuego a sus hijos y a sus hijas, cosa que yo no les mandé, ni subió en mi corazón”

— Jeremías 7:31

“No harás así a Jehová tu Dios; porque toda cosa abominable que Jehová aborrece, hicieron ellos a sus dioses; pues aun a sus hijos y a sus hijas quemaban en el fuego a sus dioses”

— Deuteronomio 12:31

“La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan”

— Apocalipsis 1:1

“Y no des hijo tuyo para ofrecerlo por fuego a Moloc; no contamines así el nombre de tu Dios. Yo Jehová”

— Levítico 18:21

“Antes anduvo en el camino de los reyes de Israel, y aun hizo pasar por fuego a su hijo, según las prácticas abominables de las naciones que Jehová echó de delante de los hijos de Israel”

— 2 Reyes 16:3

“Entonces arrebató a su primogénito que había de reinar en su lugar, y lo sacrificó en holocausto sobre el muro. Y hubo grande enojo contra Israel; y se apartaron de él, y se volvieron a su tierra”

— 2 Reyes 3:27

“Asimismo profanó a Tofet, que está en el valle del hijo de Hinom, para que ninguno pasase su hijo o su hija por fuego a Moloc”

— 2 Reyes 23:10

“Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios”

— 1 Corintios 10:20

“He aquí, herencia de Jehová son los hijosCosa de estima el fruto del vientre”

— Salmos 127:3

“ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia”

— Romanos 6:13

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”

— Juan 3:16

“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo”

— Romanos 5:1

“Y decía: Abba, Padre, todas las cosas son posibles para ti; aparta de mí esta copa; mas no lo que yo quiero, sino lo que tú”

— Marcos 14:36

“Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados”

— Efesios 5:1

“¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?”

— Hebreos 9:14

“Permanezca el amor fraternal”

— Hebreos 13:1

“Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes”

— Mateo 12:7

“Y aunque sea derramado en libación sobre el sacrificio y servicio de vuestra fe, me gozo y regocijo con todos vosotros”

— Filipenses 2:17

“Y pasó sus hijos por fuego en el valle del hijo de Hinom; y observaba los tiempos, miraba en agüeros, era dado a adivinaciones, y consultaba a adivinos y encantadores; se excedió en hacer lo malo ante los ojos de Jehová, hasta encender su ira”

— 2 Crónicas 33:6

“quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras”

— Tito 2:14

“Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto”

— Juan 15:2

“Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador”

— Juan 15:1

“El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”

— 2 Pedro 3:9

“Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantadoAl corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios”

— Salmos 51:17

“Mas yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificiosPagaré lo que prometíLa salvación es de Jehová”

— Jonás 2:9

“En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados”

— 1 Juan 4:10

“Hacer justicia y juicio es a JehováMás agradable que sacrificio”

— Proverbios 21:3

“Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos”

— Juan 15:13

“Porque largura de días y años de vidaY paz te aumentarán”

— Proverbios 3:2

“Y los contaminé en sus ofrendas cuando hacían pasar por el fuego a todo primogénito, para desolarlos y hacerles saber que yo soy Jehová”

— Ezequiel 20:26

“Porque han adulterado, y hay sangre en sus manos, y han fornicado con sus ídolos; y aun a sus hijos que habían dado a luz para mí, hicieron pasar por el fuego, quemándolos”

— Ezequiel 23:37

“Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios”

— Hebreos 13:16

“Pero todo lo he recibido, y tengo abundancia; estoy lleno, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis; olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios”

— Filipenses 4:18

“Y ahora añadieron a su pecado, y de su plata se han hecho según su entendimiento imágenes de fundición, ídolos, toda obra de artífices, acerca de los cuales dicen a los hombres que sacrifican, que besen los becerros”

— Oseas 13:2

“y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención”

— Hebreos 9:12

“En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre”

— Hebreos 10:10

“Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo”

— 1 Juan 2:2

“¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?”

— Romanos 6:1

“Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros”

— 1 Corintios 5:7

“a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados”

— Romanos 3:25

“Dirás asimismo a los hijos de Israel: Cualquier varón de los hijos de Israel, o de los extranjeros que moran en Israel, que ofreciere alguno de sus hijos a Moloc, de seguro morirá; el pueblo de la tierra lo apedreará”

— Levítico 20:2

“Quemó también incienso en el valle de los hijos de Hinom, e hizo pasar a sus hijos por fuego, conforme a las abominaciones de las naciones que Jehová había arrojado de la presencia de los hijos de Israel”

— 2 Crónicas 28:3

“Ahora bien, aun el primer pacto tenía ordenanzas de culto y un santuario terrenal”

— Hebreos 9:1

“Pues donde hay remisión de estos, no hay más ofrenda por el pecado”

— Hebreos 10:18

“Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos”

— Romanos 5:6

“vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo”

— 1 Pedro 2:5

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”

— Romanos 5:8

“como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”

— Mateo 20:28

“Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró”

— Lucas 23:46

“Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía su unigénito”

— Hebreos 11:17

“Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”

— Gálatas 2:20

“Por lo cual, entrando en el mundo diceSacrificio y ofrenda no quisisteMas me preparaste cuerpo”

— Hebreos 10:5

“Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos”

— Juan 3:1

“porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados”

— Hebreos 10:14

“pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado”

— 1 Juan 1:7

“Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo”

— 1 Juan 2:1

“Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él”

— 2 Corintios 5:21

“Porque el tabernáculo estaba dispuesto así: en la primera parte, llamada el Lugar Santo, estaban el candelabro, la mesa y los panes de la proposición”

— Hebreos 9:2

“Entonces, entrando Jesús en la barca, pasó al otro lado y vino a su ciudad”

— Mateo 9:1

“Porque tú formaste mis entrañasTú me hiciste en el vientre de mi madre”

— Salmos 139:13

“e hicieron pasar a sus hijos y a sus hijas por fuego; y se dieron a adivinaciones y agüeros, y se entregaron a hacer lo malo ante los ojos de Jehová, provocándole a ira”

— 2 Reyes 17:17

“Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre”

— Hebreos 13:15

“Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, este la salvará”

— Lucas 9:24

“y dijoInvoqué en mi angustia a Jehová, y él me oyóDesde el seno del Seol claméY mi voz oíste”

— Jonás 2:2

“Diciendo primero: Sacrificio y ofrenda y holocaustos y expiaciones por el pecado no quisiste, ni te agradaron (las cuales cosas se ofrecen según la ley)”

— Hebreos 10:8

“Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”

— Marcos 10:45

“Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos”

— Oseas 6:6

“Que los ancianos sean sobrios, serios, prudentes, sanos en la fe, en el amor, en la paciencia”

— Tito 2:2

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional”

— Romanos 12:1

“Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento”

— Mateo 9:13

“Y edificaron lugares altos a Baal, los cuales están en el valle del hijo de Hinom, para hacer pasar por el fuego sus hijos y sus hijas a Moloc; lo cual no les mandé, ni me vino al pensamiento que hiciesen esta abominación, para hacer pecar a Judá”

— Jeremías 32:35

“Y edificaron lugares altos a Baal, para quemar con fuego a sus hijos en holocaustos al mismo Baal; cosa que no les mandé, ni hablé, ni me vino al pensamiento”

— Jeremías 19:5

“Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante”

— Efesios 5:2

“Y pasó a su hijo por fuego, y se dio a observar los tiempos, y fue agorero, e instituyó encantadores y adivinos, multiplicando así el hacer lo malo ante los ojos de Jehová, para provocarlo a ira”

— 2 Reyes 21:6

“Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones”

— Jeremías 1:5

“y el amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y sacrificios”

— Marcos 12:33

“así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan”

— Hebreos 9:28

“El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?”

— Romanos 8:32

“Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de los hijos de Amón, y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque para ensanchar sus tierras abrieron a las mujeres de Galaad que estaban encintas”

— Amós 1:13

Más Temas Bíblicos en: S