▷▷ 73+Versículos de la Biblia Perros

Versículos De La Biblia Perros

“Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos”

— Mateo 15:27

“Respondiendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos”

— Mateo 15:26

“¿No se venden cinco pajarillos por dos cuartos? Con todo, ni uno de ellos está olvidado delante de Dios”

— Lucas 12:6

“Como perro que vuelve a su vómitoAsí es el necio que repite su necedad”

— Proverbios 26:11

“El justo cuida de la vida de su bestiaMas el corazón de los impíos es cruel”

— Proverbios 12:10

“Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira”

— Apocalipsis 22:15

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra”

— Génesis 1:26

“y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas”

— Lucas 16:21

“Antes bien, como está escritoCosas que ojo no vio, ni oído oyóNi han subido en corazón de hombreSon las que Dios ha preparado para los que le aman”

— 1 Corintios 2:9

“No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen”

— Mateo 7:6

“Guardaos de los perros, guardaos de los malos obreros, guardaos de los mutiladores del cuerpo”

— Filipenses 3:2

“Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea”

— Apocalipsis 19:11

“Pero Jesús le dijo: Deja primero que se sacien los hijos, porque no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos”

— Marcos 7:27

“No pondrás bozal al buey cuando trillare”

— Deuteronomio 25:4

“Tu justicia es como los montes de DiosTus juicios, abismo grandeOh Jehová, al hombre y al animal conservas”

— Salmos 36:6

“Y Hazael dijo: Pues, ¿qué es tu siervo, este perro, para que haga tan grandes cosas? Y respondió Eliseo: Jehová me ha mostrado que tú serás rey de Siria”

— 2 Reyes 8:13

“Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así”

— Génesis 1:24

“Y él inclinándose, dijo: ¿Quién es tu siervo, para que mires a un perro muerto como yo?”

— 2 Samuel 9:8

“Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios”

— Romanos 8:19

“Vuelvan, pues, a la tarde, y ladren como perrosY rodeen la ciudad”

— Salmos 59:14

“El que sacrifica buey es como si matase a un hombre; el que sacrifica oveja, como si degollase un perro; el que hace ofrenda, como si ofreciese sangre de cerdo; el que quema incienso, como si bendijese a un ídolo. Y porque escogieron sus propios caminos, y su alma amó sus abominaciones”

— Isaías 66:3

“El ceñido de lomos; asimismo el macho cabríoY el rey, a quien nadie resiste”

— Proverbios 30:31

“Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará”

— Isaías 11:6

“Volverán a la tarde, ladrarán como perrosY rodearán la ciudad”

— Salmos 59:6

“Respondió ella y le dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos, debajo de la mesa, comen de las migajas de los hijos”

— Marcos 7:28

“Y dijo Samuel: ¿Cómo iré? Si Saúl lo supiera, me mataría. Jehová respondió: Toma contigo una becerra de la vacada, y di: A ofrecer sacrificio a Jehová he venido”

— 1 Samuel 16:2

“Libra de la espada mi almaDel poder del perro mi vida”

— Salmos 22:20

“Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento”

— Isaías 65:17

“El que da alimento a todo ser vivientePorque para siempre es su misericordia”

— Salmos 136:25

“Pero contra todos los hijos de Israel, desde el hombre hasta la bestia, ni un perro moverá su lengua, para que sepáis que Jehová hace diferencia entre los egipcios y los israelitas”

— Éxodo 11:7

“El que pasando se deja llevar de la ira en pleito ajenoEs como el que toma al perro por las orejas”

— Proverbios 26:17

“Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora”

— Mateo 15:28

“No traerás la paga de una ramera ni el precio de un perro a la casa de Jehová tu Dios por ningún voto; porque abominación es a Jehová tu Dios tanto lo uno como lo otro”

— Deuteronomio 23:18

“que dicen: Estate en tu lugar, no te acerques a mí, porque soy más santo que tú; estos son humo en mi furor, fuego que arde todo el día”

— Isaías 65:5

“Sus atalayas son ciegos, todos ellos ignorantes; todos ellos perros mudos, no pueden ladrar; soñolientos, echados, aman el dormir”

— Isaías 56:10

“Porque tu pie se enrojecerá de sangre de tus enemigosY de ella la lengua de tus perros”

— Salmos 68:23

“La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan”

— Apocalipsis 1:1

“Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno”

— 2 Pedro 2:22

“¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre”

— Mateo 10:29

“Hizo luego pasar Isaí a Sama. Y él dijo: Tampoco a este ha elegido Jehová”

— 1 Samuel 16:9

“Yo he edificado casa por morada para ti, sitio en que tú habites para siempre”

— 1 Reyes 8:13

“Entonces llevó el pueblo a las aguas; y Jehová dijo a Gedeón: Cualquiera que lamiere las aguas con su lengua como lame el perro, a aquel pondrás aparte; asimismo a cualquiera que se doblare sobre sus rodillas para beber”

— Jueces 7:5

“Y dijo el filisteo a David: ¿Soy yo perro, para que vengas a mí con palos? Y maldijo a David por sus dioses”

— 1 Samuel 17:43

“No matarás”

— Éxodo 20:13

“¿Quién sabe que el espíritu de los hijos de los hombres sube arriba, y que el espíritu del animal desciende abajo a la tierra?”

— Eclesiastés 3:21

“Pero ahora se ríen de mí los más jóvenes que yoA cuyos padres yo desdeñara poner con los perros de mi ganado”

— Job 30:1

“Y tomando Saúl tres mil hombres escogidos de todo Israel, fue en busca de David y de sus hombres, por las cumbres de los peñascos de las cabras monteses”

— 1 Samuel 24:2

“Entonces Abisai hijo de Sarvia dijo al rey: ¿Por qué maldice este perro muerto a mi señor el rey? Te ruego que me dejes pasar, y le quitaré la cabeza”

— 2 Samuel 16:9

“Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”

— Génesis 2:7

“Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos”

— Apocalipsis 5:13

“En aquel tiempo haré para ti pacto con las bestias del campo, con las aves del cielo y con las serpientes de la tierra; y quitaré de la tierra arco y espada y guerra, y te haré dormir segura”

— Oseas 2:18

“En su mano está el alma de todo vivienteY el hálito de todo el género humano”

— Job 12:10

“De Jezabel también ha hablado Jehová, diciendo: Los perros comerán a Jezabel en el muro de Jezreel”

— 1 Reyes 21:23

“Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio”

— Mateo 15:22

“porque nada hay imposible para Dios”

— Lucas 1:37

“Entonces volvió el criado a responder a Saúl, diciendo: He aquí se halla en mi mano la cuarta parte de un siclo de plata; esto daré al varón de Dios, para que nos declare nuestro camino”

— 1 Samuel 9:8

“Y enviaré sobre ellos cuatro géneros de castigo, dice Jehová: espada para matar, y perros para despedazar, y aves del cielo y bestias de la tierra para devorar y destruir”

— Jeremías 15:3

“Aún hay esperanza para todo aquel que está entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león muerto”

— Eclesiastés 9:4

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”

— Juan 3:16

“Porque perros me han rodeadoMe ha cercado cuadrilla de malignosHoradaron mis manos y mis pies”

— Salmos 22:16

“pero el pobre no tenía más que una sola corderita, que él había comprado y criado, y que había crecido con él y con sus hijos juntamente, comiendo de su bocado y bebiendo de su vaso, y durmiendo en su seno; y la tenía como a una hija”

— 2 Samuel 12:3

“Y a Jezabel la comerán los perros en el campo de Jezreel, y no habrá quien la sepulte. En seguida abrió la puerta, y echó a huir”

— 2 Reyes 9:10

“Y lavaron el carro en el estanque de Samaria; y los perros lamieron su sangre (y también las rameras se lavaban allí), conforme a la palabra que Jehová había hablado”

— 1 Reyes 22:38

“El lobo y el cordero serán apacentados juntos, y el león comerá paja como el buey; y el polvo será el alimento de la serpiente. No afligirán, ni harán mal en todo mi santo monte, dijo Jehová”

— Isaías 65:25

“¿Tras quién ha salido el rey de Israel? ¿A quién persigues? ¿A un perro muerto? ¿A una pulga?”

— 1 Samuel 24:14

“Y se enojó Abner en gran manera por las palabras de Is-boset, y dijo: ¿Soy yo cabeza de perro que pertenezca a Judá? Yo he hecho hoy misericordia con la casa de Saúl tu padre, con sus hermanos y con sus amigos, y no te he entregado en mano de David; ¿y tú me haces hoy cargo del pecado de esta mujer?”

— 2 Samuel 3:8

“El que muera de los de Jeroboam en la ciudad, lo comerán los perros, y el que muera en el campo, lo comerán las aves del cielo; porque Jehová lo ha dicho”

— 1 Reyes 14:11

“Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?”

— Mateo 6:26

“El que de Baasa fuere muerto en la ciudad, lo comerán los perros; y el que de él fuere muerto en el campo, lo comerán las aves del cielo”

— 1 Reyes 16:4

“Y me seréis varones santos. No comeréis carne destrozada por las fieras en el campo; a los perros la echaréis”

— Éxodo 22:31

“Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así”

— Génesis 1:30

“Y esos perros comilones son insaciables; y los pastores mismos no saben entender; todos ellos siguen sus propios caminos, cada uno busca su propio provecho, cada uno por su lado”

— Isaías 56:11

“Y le hablarás diciendo: Así ha dicho Jehová: ¿No mataste, y también has despojado? Y volverás a hablarle, diciendo: Así ha dicho Jehová: En el mismo lugar donde lamieron los perros la sangre de Nabot, los perros lamerán también tu sangre, tu misma sangre”

— 1 Reyes 21:19

Más Temas Bíblicos en: P