▷▷ 55+Versículos de la Biblia Osos

Versículos De La Biblia Osos

“Y hasta la vejez yo mismo, y hasta las canas os soportaré yo; yo hice, yo llevaré, yo soportaré y guardaré”

— Isaías 46:4

“Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad”

— Apocalipsis 13:2

“Finalmente, si una persona pecare, o hiciere alguna de todas aquellas cosas que por mandamiento de Jehová no se han de hacer, aun sin hacerlo a sabiendas, es culpable, y llevará su pecado”

— Levítico 5:17

“así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan”

— Hebreos 9:28

“Por la fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerza para concebir; y dio a luz aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido”

— Hebreos 11:11

“soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros”

— Colosenses 3:13

“Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”

— Romanos 13:9

“No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar”

— 1 Corintios 10:13

“Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí”

— Juan 15:26

“No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé”

— Juan 15:16

“Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo”

— Gálatas 6:2

“Él hizo la Osa, el Orión y las PléyadesY los lugares secretos del sur”

— Job 9:9

“Así que, por sus frutos los conoceréis”

— Mateo 7:20

“No es buen árbol el que da malos frutos, ni árbol malo el que da buen fruto”

— Lucas 6:43

“Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego”

— Mateo 7:19

“No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos”

— Mateo 7:18

“Y añadió Husai: Tú sabes que tu padre y los suyos son hombres valientes, y que están con amargura de ánimo, como la osa en el campo cuando le han quitado sus cachorros. Además, tu padre es hombre de guerra, y no pasará la noche con el pueblo”

— 2 Samuel 17:8

“Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce”

— Santiago 3:12

“Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él”

— Juan 3:2

“mientras sus hijos se acuerdan de sus altares y de sus imágenes de Asera, que están junto a los árboles frondosos y en los collados altos”

— Jeremías 17:2

“Y le siguieron grandes multitudes, y los sanó allí”

— Mateo 19:2

“Fue para mí como oso que acecha, como león en escondrijos”

— Lamentaciones 3:10

“resentidos de que enseñasen al pueblo, y anunciasen en Jesús la resurrección de entre los muertos”

— Hechos 4:2

“Son como león que desea hacer presaY como leoncillo que está en su escondite”

— Salmos 17:12

“Y he aquí otra segunda bestia, semejante a un oso, la cual se alzaba de un costado más que del otro, y tenía en su boca tres costillas entre los dientes; y le fue dicho así: Levántate, devora mucha carne”

— Daniel 7:5

“Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra”

— Colosenses 3:2

“Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos”

— Mateo 7:17

“Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?”

— Mateo 7:16

“Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios”

— Levítico 19:2

“Porque cada árbol se conoce por su fruto; pues no se cosechan higos de los espinos, ni de las zarzas se vendimian uvas”

— Lucas 6:44

“Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo”

— Génesis 2:2

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”

— Jeremías 29:11

“Y mirando él atrás, los vio, y los maldijo en el nombre de Jehová. Y salieron dos osos del monte, y despedazaron de ellos a cuarenta y dos muchachos”

— 2 Reyes 2:24

“Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres días de reposo discutió con ellos”

— Hechos 17:2

“Mas tú, Jehová, permanecerás para siempreTu trono de generación en generación”

— Lamentaciones 5:19

“La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja”

— Isaías 11:7

“y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar”

— 1 Corintios 10:2

“David respondió a Saúl: Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada”

— 1 Samuel 17:34

“Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado”

— Juan 15:3

“Porque el tabernáculo estaba dispuesto así: en la primera parte, llamada el Lugar Santo, estaban el candelabro, la mesa y los panes de la proposición”

— Hebreos 9:2

“O haced el árbol bueno, y su fruto bueno, o haced el árbol malo, y su fruto malo; porque por el fruto se conoce el árbol”

— Mateo 12:33

“El temor y el miedo de vosotros estarán sobre todo animal de la tierra, y sobre toda ave de los cielos, en todo lo que se mueva sobre la tierra, y en todos los peces del mar; en vuestra mano son entregados”

— Génesis 9:2

“Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego”

— Mateo 3:10

“León rugiente y oso hambrientoEs el príncipe impío sobre el pueblo pobre”

— Proverbios 28:15

“Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto”

— Juan 15:2

“Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, este lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”

— Juan 15:5

“Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”

— Mateo 1:21

“Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento”

— Mateo 3:8

“La mano de los diligentes señorearáMas la negligencia será tributaria”

— Proverbios 12:24

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”

— Juan 3:16

“Mejor es encontrarse con una osa a la cual han robado sus cachorrosQue con un fatuo en su necedad”

— Proverbios 17:12

“Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.”

— Isaías 7:14

“En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos”

— Juan 15:8

“Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de míMi gloria, y el que levanta mi cabeza”

— Salmos 3:3

“Como osa que ha perdido los hijos los encontraré, y desgarraré las fibras de su corazón, y allí los devoraré como león; fiera del campo los despedazará”

— Oseas 13:8

Más Temas Bíblicos en: O