▷▷ 77+Versículos de la Biblia Nacimiento de jesus

Versículos De La Biblia Nacimiento de jesus

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”

— Juan 1:14

“Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad”

— Miqueas 5:2

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”

— Isaías 9:6

“Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos”

— Mateo 2:1

“Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón”

— Lucas 2:7

“Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.”

— Isaías 7:14

“Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley”

— Gálatas 4:4

“He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijoY llamarás su nombre Emanuelque traducido es: Dios con nosotros”

— Mateo 1:23

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”

— Juan 3:16

“Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado”

— Lucas 2:1

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios”

— Juan 1:1

“que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor”

— Lucas 2:11

“y vino y habitó en la ciudad que se llama Nazaret, para que se cumpliese lo que fue dicho por los profetas, que habría de ser llamado nazareno”

— Mateo 2:23

“para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta”

— Lucas 2:5

“Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna”

— Zacarías 9:9

“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado”

— Juan 17:3

“Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años, hijo, según se creía, de José, hijo de Elí”

— Lucas 3:23

“Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca”

— Isaías 53:9

“Después fui a las regiones de Siria y de Cilicia”

— Gálatas 1:21

“Entonces mandó a sus discípulos que a nadie dijesen que él era Jesús el Cristo”

— Mateo 16:20

“Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces”

— Isaías 11:1

“Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; esta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar”

— Génesis 3:15

“De la descendencia de este, y conforme a la promesa, Dios levantó a Jesús por Salvador a Israel”

— Hechos 13:23

“Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David”

— Lucas 2:4

“Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo”

— Hechos 2:36

“Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento”

— Lucas 2:6

“Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS”

— Lucas 1:31

“Y volvieron los pastores glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho”

— Lucas 2:20

“Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria”

— Lucas 2:2

“Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo”

— Oseas 11:1

“Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra”

— Mateo 2:11

“Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”

— Mateo 16:16

“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo”

— Romanos 5:1

“Después de haber cumplido con todo lo prescrito en la ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret”

— Lucas 2:39

“Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre”

— Lucas 2:16

“¿No dice la Escritura que del linaje de David, y de la aldea de Belén, de donde era David, ha de venir el Cristo?”

— Juan 7:42

“Y cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, conforme a la ley de Moisés, le trajeron a Jerusalén para presentarle al Señor”

— Lucas 2:22

“Lo veré, mas no ahoraLo miraré, mas no de cercaSaldrá ESTRELLA de JacobY se levantará cetro de IsraelY herirá las sienes de MoabY destruirá a todos los hijos de Set”

— Números 24:17

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”

— Juan 14:6

“Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él”

— 2 Corintios 5:21

“Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo”

— 1 Juan 5:11

“Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo”

— 1 Juan 4:14

“Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo”

— Lucas 2:10

“a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María”

— Lucas 1:27

“Que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen”

— 1 Timoteo 4:10

“Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?”

— Lucas 2:49

“y decían a la mujer: Ya no creemos solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente este es el Salvador del mundo, el Cristo”

— Juan 4:42

“Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho”

— Juan 1:3

“Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres”

— Lucas 1:28

“Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre JESÚS”

— Mateo 1:25

“Y descendió con ellos, y volvió a Nazaret, y estaba sujeto a ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón”

— Lucas 2:51

“Así ha dicho Jehová: Voz fue oída en Ramá, llanto y lloro amargo; Raquel que lamenta por sus hijos, y no quiso ser consolada acerca de sus hijos, porque perecieron”

— Jeremías 31:15

“Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos”

— Mateo 2:16

“Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía su unigénito”

— Hebreos 11:17

“Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él”

— Juan 3:17

“Y el niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él”

— Lucas 2:40

“No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre”

— Juan 5:30

“A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer”

— Juan 1:18

“Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre”

— Lucas 2:12

“y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo”

— Mateo 1:16

“para nosotros, sin embargo, solo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él”

— 1 Corintios 8:6

“Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados”

— Isaías 53:5

“Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres”

— Lucas 2:52

“¡Gloria a Dios en las alturasY en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres”

— Lucas 2:14

“He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra”

— Jeremías 23:5

“Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación”

— Efesios 2:14

“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”

— Juan 14:27

“Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación”

— Colosenses 1:15

“El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo”

— Mateo 1:18

“La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan”

— Apocalipsis 1:1

“Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso”

— Apocalipsis 1:8

“Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios”

— Lucas 1:35

“Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño”

— Lucas 2:8

“Cumplidos los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre JESÚS, el cual le había sido puesto por el ángel antes que fuese concebido”

— Lucas 2:21

“el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas”

— Hebreos 1:3

“Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”

— Romanos 6:23

“Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”

— Mateo 1:21

Más Temas Bíblicos en: N