▷▷ 81+Versículos de la Biblia Malos hábitos

Versículos De La Biblia Malos hábitos

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”

— 1 Juan 1:9

“No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar”

— 1 Corintios 10:13

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”

— Romanos 12:2

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”

— 2 Timoteo 1:7

“La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan”

— Apocalipsis 1:1

“No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres”

— 1 Corintios 15:33

“Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman”

— Santiago 1:12

“Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho”

— Santiago 5:16

“Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza”

— 1 Timoteo 4:12

“Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría”

— Colosenses 3:5

“Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros”

— Santiago 4:7

“Y les daré corazón para que me conozcan que yo soy Jehová; y me serán por pueblo, y yo les seré a ellos por Dios; porque se volverán a mí de todo su corazón”

— Jeremías 24:7

“Al llegar él a tierra, vino a su encuentro un hombre de la ciudad, endemoniado desde hacía mucho tiempo; y no vestía ropa, ni moraba en casa, sino en los sepulcros”

— Lucas 8:27

“Este pueblo malo, que no quiere oír mis palabras, que anda en las imaginaciones de su corazón, y que va en pos de dioses ajenos para servirles, y para postrarse ante ellos, vendrá a ser como este cinto, que para ninguna cosa es bueno”

— Jeremías 13:10

“Sino que en la ley de Jehová está su deliciaY en su ley medita de día y de noche”

— Salmos 1:2

“No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos”

— Gálatas 6:9

“por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”

— Romanos 3:23

“con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor”

— Efesios 4:2

“Todo hombre que maldijere a su padre o a su madre, de cierto morirá; a su padre o a su madre maldijo; su sangre será sobre él”

— Levítico 20:9

“Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón”

— Mateo 5:28

“Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes”

— Efesios 4:29

“El que detiene el castigo, a su hijo aborreceMas el que lo ama, desde temprano lo corrige”

— Proverbios 13:24

“No aborrecerás a tu hermano en tu corazón; razonarás con tu prójimo, para que no participes de su pecado”

— Levítico 19:17

“Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer”

— 1 Corintios 1:10

“Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón”

— Lucas 2:19

“Porque el corazón de este pueblo se ha engrosadoY con los oídos oyeron pesadamenteY sus ojos han cerradoPara que no vean con los ojosY oigan con los oídosY entiendan de corazónY se conviertanY yo los sane”

— Hechos 28:27

“Jesús entonces, conociendo los pensamientos de ellos, respondiendo les dijo: ¿Qué caviláis en vuestros corazones?”

— Lucas 5:22

“No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir”

— Mateo 5:17

“Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia”

— Romanos 13:13

“Y a mí me ha sido revelado este misterio, no porque en mí haya más sabiduría que en todos los vivientes, sino para que se dé a conocer al rey la interpretación, y para que entiendas los pensamientos de tu corazón”

— Daniel 2:30

“Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, para que no vea con sus ojos, ni oiga con sus oídos, ni su corazón entienda, ni se convierta, y haya para él sanidad”

— Isaías 6:10

“Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen”

— Romanos 1:28

“(porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos)”

— 2 Pedro 2:8

“Estando tú, oh rey, en tu cama, te vinieron pensamientos por saber lo que había de ser en lo por venir; y el que revela los misterios te mostró lo que ha de ser”

— Daniel 2:29

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”

— Filipenses 4:13

“Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de Israel?”

— Ezequiel 33:11

“Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.”

— Lucas 16:13

“Y Jesús, percibiendo los pensamientos de sus corazones, tomó a un niño y lo puso junto a sí”

— Lucas 9:47

“Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo”

— Efesios 4:32

“Aunque él no lo pensará así, ni su corazón lo imaginará de esta manera, sino que su pensamiento será desarraigar y cortar naciones no pocas”

— Isaías 10:7

“No hables a oídos del necioPorque menospreciará la prudencia de tus razones”

— Proverbios 23:9

“Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca”

— 1 Corintios 6:18

“Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe”

— Mateo 18:5

“Enséñanos de tal modo a contar nuestros díasQue traigamos al corazón sabiduría”

— Salmos 90:12

“El hombre perverso levanta contiendaY el chismoso aparta a los mejores amigos”

— Proverbios 16:28

“Yo, pues, dediqué mi corazón a conocer sabiduría, y a ver la faena que se hace sobre la tierra (porque hay quien ni de noche ni de día ve sueño en sus ojos)”

— Eclesiastés 8:16

“echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”

— 1 Pedro 5:7

“Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios”

— Marcos 7:21

“Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones?”

— Marcos 2:8

“Las palabras de los sabios son como aguijones; y como clavos hincados son las de los maestros de las congregaciones, dadas por un Pastor”

— Eclesiastés 12:11

“Aleja de ella tu caminoY no te acerques a la puerta de su casa”

— Proverbios 5:8

“Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados”

— Hebreos 10:26

“El sabio tiene sus ojos en su cabeza, mas el necio anda en tinieblas; pero también entendí yo que un mismo suceso acontecerá al uno como al otro”

— Eclesiastés 2:14

“Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre”

— Levítico 20:13

“Él es sabio de corazón, y poderoso en fuerzas¿Quién se endureció contra él, y le fue bien?”

— Job 9:4

“El que guarda el mandamiento no experimentará mal; y el corazón del sabio discierne el tiempo y el juicio”

— Eclesiastés 8:5

“enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente”

— Tito 2:12

“Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos?”

— Lucas 24:38

“Le da ella bien y no malTodos los días de su vida”

— Proverbios 31:12

“El que anda con sabios, sabio seráMas el que se junta con necios será quebrantado”

— Proverbios 13:20

“Tu corazón imaginará el espanto, y dirá: ¿Qué es del escriba?, ¿qué del pesador del tributo?, ¿qué del que pone en lista las casas más insignes?”

— Isaías 33:18

“Me volví y fijé mi corazón para saber y examinar e inquirir la sabiduría y la razón, y para conocer la maldad de la insensatez y el desvarío del error”

— Eclesiastés 7:25

“¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones”

— 1 Corintios 6:9

“En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir”

— Hechos 20:35

“Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré”

— Hebreos 13:5

“Inclina tu oído y oye las palabras de los sabiosY aplica tu corazón a mi sabiduría”

— Proverbios 22:17

“Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de tiOh Jehová, roca mía, y redentor mío”

— Salmos 19:14

“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?”

— 1 Corintios 6:19

“¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?”

— Lucas 6:46

“Y todas las mujeres cuyo corazón las impulsó en sabiduría hilaron pelo de cabra”

— Éxodo 35:26

“Mis ordenanzas pondréis por obra, y mis estatutos guardaréis, andando en ellos. Yo Jehová vuestro Dios”

— Levítico 18:4

“El corazón del sabio hace prudente su bocaY añade gracia a sus labios”

— Proverbios 16:23

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”

— Juan 3:16

“Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús”

— Apocalipsis 14:12

“ni deis lugar al diablo”

— Efesios 4:27

“El que encubre sus pecados no prosperaráMas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia”

— Proverbios 28:13

“Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna”

— 1 Corintios 6:12

“¿Con qué limpiará el joven su camino?Con guardar tu palabra”

— Salmos 119:9

“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazónPorque de él mana la vida”

— Proverbios 4:23

“Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció”

— 2 Pedro 2:19

“¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?”

— 1 Corintios 3:16

Más Temas Bíblicos en: M