▷▷ 79+Versículos de la Biblia La importancia de la oración

Versículos De La Biblia La importancia de la oración

“Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles”

— Romanos 8:26

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”

— Filipenses 4:6

“Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias”

— Colosenses 4:2

“Orad sin cesar”

— 1 Tesalonicenses 5:17

“Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho”

— Santiago 5:16

“gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración”

— Romanos 12:12

“Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá”

— Marcos 11:24

“Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”

— Mateo 6:6

“Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos”

— Mateo 6:7

“Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye”

— 1 Juan 5:14

“Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré”

— Jeremías 29:12

“Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justiciaCuando estaba en angustia, tú me hiciste ensancharTen misericordia de mí, y oye mi oración”

— Salmos 4:1

“Y mató a espada a Jacobo, hermano de Juan”

— Hechos 12:2

“Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada”

— Santiago 1:5

“Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores”

— Mateo 6:12

“Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían”

— Hechos 16:25

“Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”

— Mateo 18:20

“Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho”

— Juan 15:7

“Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda”

— 1 Timoteo 2:8

“¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas”

— Santiago 5:13

“Porque yo fortaleceré la casa de Judá, y guardaré la casa de José, y los haré volver; porque de ellos tendré piedad, y serán como si no los hubiera desechado; porque yo soy Jehová su Dios, y los oiré”

— Zacarías 10:6

“considerando vuestra conducta casta y respetuosa”

— 1 Pedro 3:2

“En mi angustia invoqué a JehováY clamé a mi DiosÉl oyó mi voz desde su temploY mi clamor llegó delante de él, a sus oídos”

— Salmos 18:6

“si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”

— 2 Crónicas 7:14

“La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan”

— Apocalipsis 1:1

“Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra”

— Santiago 1:6

“Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios”

— Hechos 4:31

“No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé”

— Juan 15:16

“Habrá considerado la oración de los desvalidosY no habrá desechado el ruego de ellos”

— Salmos 102:17

“Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites”

— Santiago 4:3

“(después que salió el rey Jeconías, la reina, los del palacio, los príncipes de Judá y de Jerusalén, los artífices y los ingenieros de Jerusalén)”

— Jeremías 29:2

“Porque en cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día”

— Hebreos 4:4

“Oye mi oración, oh Jehová, y escucha mi clamorNo calles ante mis lágrimasPorque forastero soy para tiY advenedizo, como todos mis padres”

— Salmos 39:12

“Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?”

— Mateo 7:11

“Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida”

— 1 Juan 5:16

“Suba mi oración delante de ti como el inciensoEl don de mis manos como la ofrenda de la tarde”

— Salmos 141:2

“y les dijo: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego que entréis en ella, hallaréis un pollino atado, en el cual ningún hombre ha montado; desatadlo y traedlo”

— Marcos 11:2

“Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá”

— Lucas 11:9

“Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis”

— Mateo 21:22

“Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job”

— Job 42:10

“Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre”

— Mateo 6:9

“Asimismo te ruego también a ti, compañero fiel, que ayudes a estas que combatieron juntamente conmigo en el evangelio, con Clemente también y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida”

— Filipenses 4:3

“Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas”

— Marcos 11:25

“Yo te he invocado, por cuanto tú me oirás, oh DiosInclina a mí tu oído, escucha mi palabra”

— Salmos 17:6

“Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración”

— 1 Pedro 4:7

“Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba”

— Lucas 5:16

“Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de míMi gloria, y el que levanta mi cabeza”

— Salmos 3:3

“Porque los ojos del Señor están sobre los justosY sus oídos atentos a sus oracionesPero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal”

— 1 Pedro 3:12

“En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios”

— Lucas 6:12

“El sacrificio de los impíos es abominación a JehováMas la oración de los rectos es su gozo”

— Proverbios 15:8

“Desde la angustia invoqué a JAHY me respondió JAH, poniéndome en lugar espacioso”

— Salmos 118:5

“Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil”

— Mateo 26:41

“Ayunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios sobre esto, y él nos fue propicio”

— Esdras 8:23

“Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de tiOh Jehová, roca mía, y redentor mío”

— Salmos 19:14

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”

— Romanos 12:2

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”

— 1 Juan 1:9

“Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías”

— 1 Pedro 4:3

“A él clamé con mi bocaY fue exaltado con mi lengua”

— Salmos 66:17

“Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís”

— Santiago 4:2

“alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos”

— Efesios 1:18

“Buscad a Jehová y su poderBuscad su rostro continuamente”

— 1 Crónicas 16:11

“y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él”

— 1 Juan 3:22

“Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré”

— Juan 14:14

“Así que Pedro estaba custodiado en la cárcel; pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él”

— Hechos 12:5

“Volviendo los mensajeros otra vez, dijeron: Así dijo Ben-adad: Yo te envié a decir: Tu plata y tu oro, y tus mujeres y tus hijos me darás”

— 1 Reyes 20:5

“Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa”

— Mateo 6:2

“Oh Jehová, de mañana oirás mi vozDe mañana me presentaré delante de ti, y esperaré”

— Salmos 5:3

“Jehová está lejos de los impíosPero él oye la oración de los justos”

— Proverbios 15:29

“Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo”

— Juan 14:13

“Todos estos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos”

— Hechos 1:14

“orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos”

— Efesios 6:18

“También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar”

— Lucas 18:1

“Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo”

— 1 Pedro 3:7

“Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”

— Hechos 2:42

“Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro”

— Hebreos 4:16

“Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen”

— Mateo 5:44

“Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces”

— Jeremías 33:3

“Cercano está Jehová a todos los que le invocanA todos los que le invocan de veras”

— Salmos 145:18

“Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho”

— 1 Juan 5:15

Más Temas Bíblicos en: L