▷▷ 88+Versículos de la Biblia La crucifixión

Versículos De La Biblia La crucifixión

“Pero lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo”

— Gálatas 6:14

“Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes”

— Lucas 23:34

“puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios”

— Hebreos 12:2

“Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”

— Gálatas 2:20

“Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a este crucificado”

— 1 Corintios 2:2

“quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados”

— 1 Pedro 2:24

“Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame”

— Lucas 9:23

“Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios”

— 1 Corintios 1:18

“Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de míMi gloria, y el que levanta mi cabeza”

— Salmos 3:3

“y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí”

— Mateo 10:38

“He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén”

— Apocalipsis 1:7

“Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. Él les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré”

— Juan 20:25

“y allí le crucificaron, y con él a otros dos, uno a cada lado, y Jesús en medio”

— Juan 19:18

“Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?¿Por qué estás tan lejos de mi salvación, y de las palabras de mi clamor?”

— Salmos 22:1

“Mas yo soy gusano, y no hombreOprobio de los hombres, y despreciado del pueblo”

— Salmos 22:6

“Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros”

— 1 Corintios 5:7

“Y llevándole, tomaron a cierto Simón de Cirene, que venía del campo, y le pusieron encima la cruz para que la llevase tras Jesús”

— Lucas 23:26

“Entonces los judíos, por cuanto era la preparación de la pascua, a fin de que los cuerpos no quedasen en la cruz en el día de reposo (pues aquel día de reposo era de gran solemnidad), rogaron a Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados de allí”

— Juan 19:31

“Venida la mañana, todos los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo entraron en consejo contra Jesús, para entregarle a muerte”

— Mateo 27:1

“Y también otra Escritura dice: Mirarán al que traspasaron”

— Juan 19:37

“Porque perros me han rodeadoMe ha cercado cuadrilla de malignosHoradaron mis manos y mis pies”

— Salmos 22:16

“Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él”

— Daniel 7:13

“Cuando los soldados hubieron crucificado a Jesús, tomaron sus vestidos, e hicieron cuatro partes, una para cada soldado. Tomaron también su túnica, la cual era sin costura, de un solo tejido de arriba abajo”

— Juan 19:23

“Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”

— Romanos 6:23

“Y obligaron a uno que pasaba, Simón de Cirene, padre de Alejandro y de Rufo, que venía del campo, a que le llevase la cruz”

— Marcos 15:21

“Los soldados también le escarnecían, acercándose y presentándole vinagre”

— Lucas 23:36

“Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vengo a vosotros. Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre mayor es que yo”

— Juan 14:28

“Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu”

— Juan 19:30

“Estaban junto a la cruz de Jesús su madre, y la hermana de su madre, María mujer de Cleofas, y María Magdalena”

— Juan 19:25

“Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él”

— 2 Corintios 5:21

“Repartieron entre sí mis vestidosY sobre mi ropa echaron suertes”

— Salmos 22:18

“Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua”

— Juan 19:34

“pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado”

— 1 Juan 1:7

“Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es”

— Marcos 12:29

“Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”

— 1 Tesalonicenses 4:17

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”

— Juan 1:14

“El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”

— Juan 1:29

“y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”

— Filipenses 2:8

“Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliese la Escritura: No será quebrado hueso suyo”

— Juan 19:36

“Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación”

— Hechos 17:26

“pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura”

— 1 Corintios 1:23

“Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios; a él oiréis”

— Deuteronomio 18:15

“Y le dieron a beber vino mezclado con mirra; mas él no lo tomó”

— Marcos 15:23

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios”

— Juan 1:1

“Todos los que me ven me escarnecenEstiran la boca, menean la cabeza, diciendo”

— Salmos 22:7

“Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley”

— Gálatas 4:4

“Como se asombraron de ti muchos, de tal manera fue desfigurado de los hombres su parecer, y su hermosura más que la de los hijos de los hombres”

— Isaías 52:14

“Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero”

— 1 Tesalonicenses 4:16

“Porque Moisés dijo a los padres: El Señor vuestro Dios os levantará profeta de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis en todas las cosas que os hable”

— Hechos 3:22

“Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”

— Mateo 27:46

“Era la hora tercera cuando le crucificaron”

— Marcos 15:25

“Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores”

— Isaías 53:12

“Crucificaron también con él a dos ladrones, uno a su derecha, y el otro a su izquierda”

— Marcos 15:27

“Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito”

— Zacarías 12:10

“Él guarda todos sus huesosNi uno de ellos será quebrantado”

— Salmos 34:20

“Cuando salían, hallaron a un hombre de Cirene que se llamaba Simón; a este obligaron a que llevase la cruz”

— Mateo 27:32

“Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed”

— Juan 19:28

“Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy”

— Juan 8:58

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”

— Juan 14:6

“Y a la hora novena Jesús clamó a gran voz, diciendo: Eloi, Eloi, ¿lama sabactani? que traducido es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”

— Marcos 15:34

“Y él, cargando su cruz, salió al lugar llamado de la Calavera, y en hebreo, Gólgota”

— Juan 19:17

“A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron”

— Juan 1:11

“le dieron a beber vinagre mezclado con hiel; pero después de haberlo probado, no quiso beberlo”

— Mateo 27:34

“Había también sobre él un título escrito con letras griegas, latinas y hebreas: ESTE ES EL REY DE LOS JUDÍOS”

— Lucas 23:38

“Lo mismo le injuriaban también los ladrones que estaban crucificados con él”

— Mateo 27:44

“Entonces les soltó a Barrabás; y habiendo azotado a Jesús, le entregó para ser crucificado”

— Mateo 27:26

“Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí”

— Isaías 43:10

“Entonces crucificaron con él a dos ladrones, uno a la derecha, y otro a la izquierda”

— Mateo 27:38

“Y cuando llegaron al lugar llamado de la Calavera, le crucificaron allí, y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda”

— Lucas 23:33

“Me pusieron además hiel por comidaY en mi sed me dieron a beber vinagre”

— Salmos 69:21

“¡Oh gálatas insensatos! ¿quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado?”

— Gálatas 3:1

“Cuando le hubieron crucificado, repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes, para que se cumpliese lo dicho por el profeta: Partieron entre sí mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes”

— Mateo 27:35

“Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca”

— Isaías 53:9

“Y los que pasaban le injuriaban, meneando la cabeza”

— Mateo 27:39

“Escribió también Pilato un título, que puso sobre la cruz, el cual decía: JESÚS NAZARENO, REY DE LOS JUDÍOS”

— Juan 19:19

“Cuando le hubieron crucificado, repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes sobre ellos para ver qué se llevaría cada uno”

— Marcos 15:24

“El centurión, y los que estaban con él guardando a Jesús, visto el terremoto, y las cosas que habían sido hechas, temieron en gran manera, y dijeron: Verdaderamente este era Hijo de Dios”

— Mateo 27:54

“Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró”

— Lucas 23:46

“desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación”

— 1 Pedro 2:2

“Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra, y se sentó sobre ella”

— Mateo 28:2

“y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos”

— Hechos 3:15

“Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido”

— Isaías 53:4

“Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo”

— Hechos 2:36

“y entrando, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús”

— Lucas 24:3

“Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame”

— Marcos 8:34

“Mas él les dijo: No os asustéis; buscáis a Jesús nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado, no está aquí; mirad el lugar en donde le pusieron”

— Marcos 16:6

“Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen qué comer”

— Marcos 8:2

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”

— Juan 3:16

Más Temas Bíblicos en: L