▷▷ 74+Versículos de la Biblia Huesos

Versículos De La Biblia Huesos

“Panal de miel son los dichos suavesSuavidad al alma y medicina para los huesos”

— Proverbios 16:24

“El corazón alegre constituye buen remedioMas el espíritu triste seca los huesos”

— Proverbios 17:22

“La luz de los ojos alegra el corazónY la buena nueva conforta los huesos”

— Proverbios 15:30

“Él guarda todos sus huesosNi uno de ellos será quebrantado”

— Salmos 34:20

“La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan”

— Apocalipsis 1:1

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”

— Hebreos 4:12

“Porque será medicina a tu cuerpoY refrigerio para tus huesos”

— Proverbios 3:8

“Sus huesos son fuertes como bronceY sus miembros como barras de hierro”

— Job 40:18

“El corazón apacible es vida de la carneMas la envidia es carcoma de los huesos”

— Proverbios 14:30

“Hazme oír gozo y alegríaY se recrearán los huesos que has abatido”

— Salmos 51:8

“Mientras callé, se envejecieron mis huesosEn mi gemir todo el día”

— Salmos 32:3

“Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne”

— Romanos 8:3

“Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron”

— Apocalipsis 11:11

“El hombre no se afirmará por medio de la impiedadMas la raíz de los justos no será removida”

— Proverbios 12:3

“Y veréis, y se alegrará vuestro corazón, y vuestros huesos reverdecerán como la hierba; y la mano de Jehová para con sus siervos será conocida, y se enojará contra sus enemigos”

— Isaías 66:14

“La noche taladra mis huesosY los dolores que me roen no reposan”

— Job 30:17

“La mano de Jehová vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de Jehová, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos”

— Ezequiel 37:1

“Ved ahora que yo, yo soyY no hay dioses conmigoYo hago morir, y yo hago vivirYo hiero, y yo sanoY no hay quien pueda librar de mi mano”

— Deuteronomio 32:39

“Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis”

— Ezequiel 37:5

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”

— Juan 3:16

“Ten misericordia de mí, oh Jehová, porque estoy enfermoSáname, oh Jehová, porque mis huesos se estremecen”

— Salmos 6:2

“Como tú no sabes cuál es el camino del viento, o cómo crecen los huesos en el vientre de la mujer encinta, así ignoras la obra de Dios, el cual hace todas las cosas”

— Eclesiastés 11:5

“Mi piel se ha ennegrecido y se me caeY mis huesos arden de calor”

— Job 30:30

“Oí, y se conmovieron mis entrañasA la voz temblaron mis labiosPudrición entró en mis huesos, y dentro de mí me estremecíSi bien estaré quieto en el día de la angustiaCuando suba al pueblo el que lo invadirá con sus tropas”

— Habacuc 3:16

“Como quien hiende y rompe la tierraSon esparcidos nuestros huesos a la boca del Seol”

— Salmos 141:7

“Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan”

— Isaías 58:11

“pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán”

— Isaías 40:31

“Hizo envejecer mi carne y mi piel; quebrantó mis huesos”

— Lamentaciones 3:4

“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”

— Juan 14:27

“Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malosNi estuvo en camino de pecadoresNi en silla de escarnecedores se ha sentado”

— Salmos 1:1

“Sus vasijas estarán llenas de lecheY sus huesos serán regados de tuétano”

— Job 21:24

“Todos mis huesos dirán: Jehová, ¿quién como túQue libras al afligido del más fuerte que élY al pobre y menesteroso del que le despoja?”

— Salmos 35:10

“Porque mis días se han consumido como humoY mis huesos cual tizón están quemados”

— Salmos 102:3

“Con sabiduría se edificará la casaY con prudencia se afirmará”

— Proverbios 24:3

“Nada hay sano en mi carne, a causa de tu iraNi hay paz en mis huesos, a causa de mi pecado”

— Salmos 38:3

“Hijo de hombre, toma ahora un palo, y escribe en él: Para Judá, y para los hijos de Israel sus compañeros. Toma después otro palo, y escribe en él: Para José, palo de Efraín, y para toda la casa de Israel sus compañeros”

— Ezequiel 37:16

“quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados”

— 1 Pedro 2:24

“Jehová mata, y él da vidaÉl hace descender al Seol, y hace subir”

— 1 Samuel 2:6

“Desde lo alto envió fuego que consume mis huesosHa extendido red a mis pies, me volvió atrásMe dejó desolada, y con dolor todo el día”

— Lamentaciones 1:13

“Júntalos luego el uno con el otro, para que sean uno solo, y serán uno solo en tu mano”

— Ezequiel 37:17

“Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes”

— Ezequiel 37:3

“Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de míMi gloria, y el que levanta mi cabeza”

— Salmos 3:3

“Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él”

— Romanos 8:9

“Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidadY en cuyo espíritu no hay engaño”

— Salmos 32:2

“A causa de los profetas mi corazón está quebrantado dentro de mí, todos mis huesos tiemblan; estoy como un ebrio, y como hombre a quien dominó el vino, delante de Jehová, y delante de sus santas palabras”

— Jeremías 23:9

“Y Labán le dijo: Ciertamente hueso mío y carne mía eres. Y estuvo con él durante un mes”

— Génesis 29:14

“Se comerá en una casa, y no llevarás de aquella carne fuera de ella, ni quebraréis hueso suyo”

— Éxodo 12:46

“Y dije: No me acordaré más de él, ni hablaré más en su nombre; no obstante, había en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos; traté de sufrirlo, y no pude”

— Jeremías 20:9

“La mujer virtuosa es corona de su maridoMas la mala, como carcoma en sus huesos”

— Proverbios 12:4

“Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehová”

— Ezequiel 37:6

“Me sobrevino un espanto y un temblorQue estremeció todos mis huesos”

— Job 4:14

“Mas tú, Jehová, permanecerás para siempreTu trono de generación en generación”

— Lamentaciones 5:19

“He sido derramado como aguasY todos mis huesos se descoyuntaronMi corazón fue como ceraDerritiéndose en medio de mis entrañas”

— Salmos 22:14

“Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo Jehová hablé, y lo hice, dice Jehová”

— Ezequiel 37:14

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”

— Jeremías 29:11

“Yo os ruego que digáis en oídos de todos los de Siquem: ¿Qué os parece mejor, que os gobiernen setenta hombres, todos los hijos de Jerobaal, o que os gobierne un solo hombre? Acordaos que yo soy hueso vuestro, y carne vuestra”

— Jueces 9:2

“Porque mi vida se va gastando de dolor, y mis años de suspirarSe agotan mis fuerzas a causa de mi iniquidad, y mis huesos se han consumido”

— Salmos 31:10

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”

— Isaías 41:10

“porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos”

— Efesios 5:30

“Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. ¡Despertad y cantad, moradores del polvo! porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos”

— Isaías 26:19

“El siervo prudente se enseñoreará del hijo que deshonraY con los hermanos compartirá la herencia”

— Proverbios 17:2

“Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo”

— Lucas 24:39

“Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”

— Génesis 2:7

“Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad”

— 1 Corintios 15:53

“Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia”

— 2 Corintios 9:10

“Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel. He aquí, ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo destruidos”

— Ezequiel 37:11

“Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel”

— Ezequiel 37:12

“Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; esta será llamada Varona, porque del varón fue tomada”

— Génesis 2:23

“Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová”

— Ezequiel 37:4

“Tomó también consigo Moisés los huesos de José, el cual había juramentado a los hijos de Israel, diciendo: Dios ciertamente os visitará, y haréis subir mis huesos de aquí con vosotros”

— Éxodo 13:19

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”

— Romanos 12:2

“E hizo jurar José a los hijos de Israel, diciendo: Dios ciertamente os visitará, y haréis llevar de aquí mis huesos”

— Génesis 50:25

“Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliese la Escritura: No será quebrado hueso suyo”

— Juan 19:36

“Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán”

— Ezequiel 37:9

Más Temas Bíblicos en: H