▷▷ 78+Versículos de la Biblia Flechas

Versículos De La Biblia Flechas

“Como el que enloquece, y echa llamasY saetas y muerte”

— Proverbios 26:18

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”

— Juan 3:16

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”

— Juan 14:6

“El sol y la luna se pararon en su lugarA la luz de tus saetas anduvieronY al resplandor de tu fulgente lanza”

— Habacuc 3:11

“Sus saetas estarán afiladas, y todos sus arcos entesados; los cascos de sus caballos parecerán como de pedernal, y las ruedas de sus carros como torbellino”

— Isaías 5:28

“Y yo tiraré tres saetas hacia aquel lado, como ejercitándome al blanco”

— 1 Samuel 20:20

“Agudas saetas de valienteCon brasas de enebro”

— Salmos 120:4

“Despide relámpagos y disípalosEnvía tus saetas y túrbalos”

— Salmos 144:6

“Como saetas en mano del valienteAsí son los hijos habidos en la juventud”

— Salmos 127:4

“Porque tus saetas cayeron sobre míY sobre mí ha descendido tu mano”

— Salmos 38:2

“Que afilan como espada su lenguaLanzan cual saeta suya, palabra amarga”

— Salmos 64:3

“Y los moradores de las ciudades de Israel saldrán, y encenderán y quemarán armas, escudos, paveses, arcos y saetas, dardos de mano y lanzas; y los quemarán en el fuego por siete años”

— Ezequiel 39:9

“La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan”

— Apocalipsis 1:1

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”

— Jeremías 29:11

“Y dijo al muchacho: Corre y busca las saetas que yo tirare. Y cuando el muchacho iba corriendo, él tiraba la saeta de modo que pasara más allá de él”

— 1 Samuel 20:36

“Sean disipados como aguas que correnCuando disparen sus saetas, sean hechas pedazos”

— Salmos 58:7

“Limpiad las saetas, embrazad los escudos; ha despertado Jehová el espíritu de los reyes de Media; porque contra Babilonia es su pensamiento para destruirla; porque venganza es de Jehová, y venganza de su templo”

— Jeremías 51:11

“Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”

— Romanos 10:17

“Dios lo sacó de EgiptoTiene fuerzas como de búfaloDevorará a las naciones enemigasDesmenuzará sus huesosY las traspasará con sus saetas”

— Números 24:8

“No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero”

— Deuteronomio 18:10

“Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero”

— 1 Tesalonicenses 4:16

“Y puso mi boca como espada aguda, me cubrió con la sombra de su mano; y me puso por saeta bruñida, me guardó en su aljaba”

— Isaías 49:2

“Y el hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinación, ha de morir; serán apedreados; su sangre será sobre ellos”

— Levítico 20:27

“pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán”

— Isaías 40:31

“Y volvió a gritar Jonatán tras el muchacho: Corre, date prisa, no te pares. Y el muchacho de Jonatán recogió las saetas, y vino a su señor”

— 1 Samuel 20:38

“Porque yo levanto y hago subir contra Babilonia reunión de grandes pueblos de la tierra del norte; desde allí se prepararán contra ella, y será tomada; sus flechas son como de valiente diestro, que no volverá vacío”

— Jeremías 50:9

“¿He comenzado yo desde hoy a consultar por él a Dios? Lejos sea de mí; no culpe el rey de cosa alguna a su siervo, ni a toda la casa de mi padre; porque tu siervo ninguna cosa sabe de este asunto, grande ni pequeña”

— 1 Samuel 22:15

“Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”

— Hechos 2:42

“Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio”

— 2 Pedro 2:4

“Tus saetas agudasCon que caerán pueblos debajo de tiPenetrarán en el corazón de los enemigos del rey”

— Salmos 45:5

“La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz”

— Romanos 13:12

“Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará”

— Deuteronomio 31:6

“Toma, pues, ahora tus armas, tu aljaba y tu arco, y sal al campo y tráeme caza”

— Génesis 27:3

“entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada”

— 2 Pedro 1:20

“Luego enviaré al criado, diciéndole: Ve, busca las saetas. Y si dijere al criado: He allí las saetas más acá de ti, tómalas; tú vendrás, porque paz tienes, y nada malo hay, vive Jehová”

— 1 Samuel 20:21

“Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras”

— 1 Corintios 15:3

“Porque he aquí, los malos tienden el arcoDisponen sus saetas sobre la cuerdaPara asaetear en oculto a los rectos de corazón”

— Salmos 11:2

“Yo amontonaré males sobre ellosEmplearé en ellos mis saetas”

— Deuteronomio 32:23

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios”

— Juan 1:1

“Poneos en orden contra Babilonia alrededor, todos los que entesáis arco; tirad contra ella, no escatiméis las saetas, porque pecó contra Jehová”

— Jeremías 50:14

“Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre”

— Éxodo 20:2

“los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder”

— 2 Tesalonicenses 1:9

“No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen”

— Éxodo 20:5

“Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”

— Hechos 4:12

“que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo”

— Romanos 10:9

“Las nubes echaron inundaciones de aguasTronaron los cielosY discurrieron tus rayos”

— Salmos 77:17

“Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno”

— Mateo 10:28

“Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que estos”

— Marcos 12:31

“Embriagaré de sangre mis saetasY mi espada devorará carneEn la sangre de los muertos y de los cautivosEn las cabezas de larga cabellera del enemigo”

— Deuteronomio 32:42

“Mi vida está entre leonesEstoy echado entre hijos de hombres que vomitan llamasSus dientes son lanzas y saetasY su lengua espada aguda”

— Salmos 57:4

“Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él”

— Juan 3:2

“Allí quebró las saetas del arcoEl escudo, la espada y las armas de guerra. Selah”

— Salmos 76:3

“Entonces le dijo: Ven conmigo a casa, y come pan”

— 1 Reyes 13:15

“Y para Obed-edom la puerta del sur, y a sus hijos la casa de provisiones del templo”

— 1 Crónicas 26:15

“Mas si yo dijere al muchacho así: He allí las saetas más allá de ti; vete, porque Jehová te ha enviado”

— 1 Samuel 20:22

“No comeréis cosa alguna con sangre. No seréis agoreros, ni adivinos”

— Levítico 19:26

“Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes”

— Lucas 23:34

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”

— Isaías 41:10

“Porque mi Ángel irá delante de ti, y te llevará a la tierra del amorreo, del heteo, del ferezeo, del cananeo, del heveo y del jebuseo, a los cuales yo haré destruir”

— Éxodo 23:23

“Con saetas y arco irán allá, porque toda la tierra será espinos y cardos”

— Isaías 7:24

“Envió sus saetas, y los dispersóY lanzó relámpagos, y los destruyó”

— 2 Samuel 22:15

“Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos”

— Levítico 20:10

“Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento”

— Marcos 12:30

“No matarás”

— Éxodo 20:13

“porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”

— 2 Pedro 1:21

“Cuando arroje yo sobre ellos las perniciosas saetas del hambre, que serán para destrucción, las cuales enviaré para destruiros, entonces aumentaré el hambre sobre vosotros, y quebrantaré entre vosotros el sustento del pan”

— Ezequiel 5:16

“Y el otro le dijo, mintiéndole: Yo también soy profeta como tú, y un ángel me ha hablado por palabra de Jehová, diciendo: Tráele contigo a tu casa, para que coma pan y beba agua”

— 1 Reyes 13:18

“Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”

— Apocalipsis 21:8

“Envió sus saetas, y los dispersóLanzó relámpagos, y los destruyó”

— Salmos 18:14

“Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno”

— Efesios 6:16

“Estaban armados de arcos, y usaban de ambas manos para tirar piedras con honda y saetas con arco. De los hermanos de Saúl de Benjamín”

— 1 Crónicas 12:2

“y sacaré tu arco de tu mano izquierda, y derribaré tus saetas de tu mano derecha”

— Ezequiel 39:3

“Hizo entrar en mis entrañas las saetas de su aljaba”

— Lamentaciones 3:13

“Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”

— Juan 3:3

“En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios”

— 1 Juan 4:2

“Porque el rey de Babilonia se ha detenido en una encrucijada, al principio de los dos caminos, para usar de adivinación; ha sacudido las saetas, consultó a sus ídolos, miró el hígado”

— Ezequiel 21:21

“Asimismo ha preparado armas de muerteY ha labrado saetas ardientes”

— Salmos 7:13

“Porque las saetas del Todopoderoso están en míCuyo veneno bebe mi espírituY terrores de Dios me combaten”

— Job 6:4

Más Temas Bíblicos en: F