▷▷ 66+Versículos de la Biblia Ciego

Versículos De La Biblia Ciego

“Pero muchos de los que habían oído la palabra, creyeron; y el número de los varones era como cinco mil”

— Hechos 4:4

“Jehová abre los ojos a los ciegosJehová levanta a los caídosJehová ama a los justos”

— Salmos 146:8

“El Espíritu del Señor está sobre míPor cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobresMe ha enviado a sanar a los quebrantados de corazónA pregonar libertad a los cautivosY vista a los ciegosA poner en libertad a los oprimidos”

— Lucas 4:18

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”

— Juan 3:16

“Y guiaré a los ciegos por camino que no sabían, les haré andar por sendas que no habían conocido; delante de ellos cambiaré las tinieblas en luz, y lo escabroso en llanura. Estas cosas les haré, y no los desampararé”

— Isaías 42:16

“Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos de los sordos se abrirán”

— Isaías 35:5

“Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo”

— Mateo 15:14

“porque por la obra de Cristo estuvo próximo a la muerte, exponiendo su vida para suplir lo que faltaba en vuestro servicio por mí”

— Filipenses 2:30

“pues Dios no es Dios de confusión, sino de pazComo en todas las iglesias de los santos”

— 1 Corintios 14:33

“porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo”

— Romanos 10:13

“hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”

— Efesios 4:13

“Entonces Josué dijo a Acán: Hijo mío, da gloria a Jehová el Dios de Israel, y dale alabanza, y declárame ahora lo que has hecho; no me lo encubras”

— Josué 7:19

“Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; la severidad ciertamente para con los que cayeron, pero la bondad para contigo, si permaneces en esa bondad; pues de otra manera tú también serás cortado”

— Romanos 11:22

“Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase”

— Juan 13:2

“Os digo que todo aquel que me confesare delante de los hombres, también el Hijo del Hombre le confesará delante de los ángeles de Dios”

— Lucas 12:8

“De ninguna manera; antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; como está escritoPara que seas justificado en tus palabrasY venzas cuando fueres juzgado”

— Romanos 3:4

“¡Ay de vosotros, guías ciegos! que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor”

— Mateo 23:16

“En su tiempo Hiel de Bet-el reedificó a Jericó. A precio de la vida de Abiram su primogénito echó el cimiento, y a precio de la vida de Segub su hijo menor puso sus puertas, conforme a la palabra que Jehová había hablado por Josué hijo de Nun”

— 1 Reyes 16:34

“Porque diceEn tiempo aceptable te he oídoY en día de salvación te he socorridoHe aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación”

— 2 Corintios 6:2

“Entonces él respondió y dijo: Si es pecador, no lo sé; una cosa sé, que habiendo yo sido ciego, ahora veo”

— Juan 9:25

“Entonces volvieron a llamar al hombre que había sido ciego, y le dijeron: Da gloria a Dios; nosotros sabemos que ese hombre es pecador”

— Juan 9:24

“Pero estas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre”

— Juan 20:31

“Era la preparación de la pascua, y como la hora sexta. Entonces dijo a los judíos: ¡He aquí vuestro Rey”

— Juan 19:14

“Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto”

— Juan 13:27

“Dijo Jesús: Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados”

— Juan 9:39

“Y les decía una parábola: ¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo?”

— Lucas 6:39

“Era la hora tercera cuando le crucificaron”

— Marcos 15:25

“En aquel tiempo los sordos oirán las palabras del libro, y los ojos de los ciegos verán en medio de la oscuridad y de las tinieblas”

— Isaías 29:18

“Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, este o sus padres, para que haya nacido ciego?”

— Juan 9:2

“Aconteció que acercándose Jesús a Jericó, un ciego estaba sentado junto al camino mendigando”

— Lucas 18:35

“Y los ancianos de la ciudad más cercana al lugar donde fuere hallado el muerto, tomarán de las vacas una becerra que no haya trabajado, que no haya llevado yugo”

— Deuteronomio 21:3

“Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese”

— Juan 17:12

“Y todos los hombres de Judá respondieron a todos los de Israel: Porque el rey es nuestro pariente. Mas ¿por qué os enojáis vosotros de eso? ¿Hemos nosotros comido algo del rey? ¿Hemos recibido de él algún regalo?”

— 2 Samuel 19:42

“Y aconteció que llegando cerca de Betfagé y de Betania, al monte que se llama de los Olivos, envió dos de sus discípulos”

— Lucas 19:29

“Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios”

— Isaías 44:6

“Y estos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así”

— Hechos 17:11

“De tus mandamientos he adquirido inteligenciaPor tanto, he aborrecido todo camino de mentira”

— Salmos 119:104

“Has amado la justicia y aborrecido la maldadPor tanto, te ungió Dios, el Dios tuyoCon óleo de alegría más que a tus compañeros”

— Salmos 45:7

“Cegó los ojos de ellos, y endureció su corazónPara que no vean con los ojos, y entiendan con el corazónY se conviertan, y yo los sane”

— Juan 12:40

“Respondió Jesús: No es que pecó este, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él”

— Juan 9:3

“Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella”

— Juan 12:6

“E irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y de los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto”

— Lucas 1:17

“Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, este será salvo”

— Mateo 10:22

“Entonces, tomando la mano del ciego, le sacó fuera de la aldea; y escupiendo en sus ojos, le puso las manos encima, y le preguntó si veía algo”

— Marcos 8:23

“A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos”

— Mateo 10:32

“que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo”

— Romanos 10:9

“¿Soy yo Dios de cerca solamente, dice Jehová, y no Dios desde muy lejos?”

— Jeremías 23:23

“Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor”

— Filipenses 2:12

“Y Acab habló a Nabot, diciendo: Dame tu viña para un huerto de legumbres, porque está cercana a mi casa, y yo te daré por ella otra viña mejor que esta; o si mejor te pareciere, te pagaré su valor en dinero”

— 1 Reyes 21:2

“Y si queréis recibirlo, él es aquel Elías que había de venir”

— Mateo 11:14

“Con todo eso, aun de los gobernantes, muchos creyeron en él; pero a causa de los fariseos no lo confesaban, para no ser expulsados de la sinagoga”

— Juan 12:42

“no por obras, para que nadie se gloríe”

— Efesios 2:9

“El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ese es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él”

— Juan 14:21

“Cuando se acercaron a Jerusalén, y vinieron a Betfagé, al monte de los Olivos, Jesús envió dos discípulos”

— Mateo 21:1

“Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido”

— Lucas 19:10

“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”

— Mateo 28:19

“Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios; a él oiréis”

— Deuteronomio 18:15

“Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley”

— Romanos 3:28

“Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero”

— 1 Timoteo 1:15

“Si me amáis, guardad mis mandamientos”

— Juan 14:15

“No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús”

— Filipenses 3:12

“Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?”

— Santiago 2:14

“Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No”

— Juan 1:21

“Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios”

— 1 Juan 4:7

“en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible”

— Filipenses 3:6

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo”

— Apocalipsis 3:20

Más Temas Bíblicos en: C